Feeds:
Posts
Comentários

Archive for the ‘Sobre o IC’ Category

Um blog novo http://sinconcervantes.wordpress.com/ sobre os problemas trabalhistas do IC pelo mundo. Vale a pena ler e difundir para mostrar como é que o IC trata os professores de espanhol pelo mundo afora.

Abaixo vai um dos texto do blog.

________________________________________________________________________________________

En estas horas de reivindicaciones, tal vez sería conveniente dar a conocer el estado real de los colaboradores en el I.C. Los que trabajamos en la institución ya sabemos de qué hablamos. Sin embargo, por la dispersión de centros, por la incomunicación que esto genera, y también con el objetivo de hacer transparentes nuestras denuncias de puertas a fuera, estaría bien objetivizar ese estado real con datos reales (cualitativos y cuantitativos), a saber: salario, prestaciones sociales, número de colaboradores, estabilidad, tipo de contrato si existe, puntualidad en el cobro, relación sueldo / nivel de vida y otros.

Animamos a los colaboradores de todos los centros a exponer aquí cuál es su situación, bien en los comentarios de esta entrada, bien en el foro.

Aquí ofrecemos como ejemplo los datos del I.C. de Moscú:

• Salario.- Haciendo una media anual y sin hacer vacaciones, el salario de un colaborador con 4 grupos (24 horas a la semana) es de 51000 rublos al mes (al cambio de hoy, 1160). El mes de septiembre no se llega a los 32000 rublos (745 euros) y en diciembre sólo 8000 (186 euros).

• Prestaciones sociales (seguro médico, seguridad social, etc.).- No existe prestación de ningún tipo (ni seguro de enfermedad ni médico), si bien se descuenta un 13% del salario total en impuestos.

• Número de colaboradores.- 35 colaboradores.

• Estabilidad.- No existe. Todo depende de la asignación de grupos del Jefe de Estudios.

• Tipo de contrato.- El contrato es de temporero, como si los colaboradores fueran autónomos. Se paga por horas: 890 rublos (20 euros) la hora de curso general, 935 rublos (21 euros) la hora de curso especial y 1180 rublos (27 euros) la hora de curso fuera de las instalaciones del Instituto.
• Puntualidad en el cobro.- El pago se efectúa mensualmente. Cada vez se cobra con más retraso (el mes de septiembre, se cobró entre el 7 y el 9 de octubre, según los casos).

• Relación sueldo/nivel de vida del país (cuánto cursos se necesitan para vivir exclusivamente del trabajo en el IC):

  • Actualmente se está perdiendo un 9 % respecto al salario del año pasado. Lo mínimo para poder vivir del Cervantes es tener 4 grupos (24 horas a la semana).
  • El nivel de vida de los colaboradores es bajo y la mayoría no llega a fin de mes. En muchos casos algunos se ven obligados a coger 5 grupos (32 horas a la semana), lo cual quiere decir trabajar cada día de la semana sin descano.
  • Poderse pagar un billete de avión a casa en Navidad o costearse el alojamiento los meses en que menos se gana es dificultoso.

• Otros:

  • Todo el material elaborado pasa a ser automáticamente propiedad del I.C. y no existe ningún derecho sobre él: no puede ser publicado ni utilizarlo sin permiso del I.C. El I.C. puede denunciar al trabajador si publica ese material. El nuevo contrato es explícito en ese sentido.
  • Las sustituciones son obligadas.
  • También se exige por parte del Director un currículum corregido, una ficha (con datos personales como lugar de residencia y teléfono fuera del país), una fotocopia del pasaporte y del visado.
  • El año pasado se ofreció la posibilidad de trabajar a partir de las 7 de la mañana y de las 10 de la noche.

¡Adelante! Para dar a conocer vuestra situación solamente necesitáis hacer un copia y pega de estos ocho puntos,  añadir vuestros datos y publicarlos como comentario.

Extraído de: http://sinconcervantes.wordpress.com/

 

Anúncios

Read Full Post »

Con la reciente resaca del Día del Español como contexto de este acontecimiento de carácter planetario que se celebró el pasado sábado 20 de junio, algunos profesores del Instituto Cervantes hemos querido dejar constancia con este texto de la precaria situación laboral que vivimos en sus 73 centros.

Por si alguien no lo sabe, se dice que: “El Instituto Cervantes es la institución pública creada por España en 1991 para la promoción y la enseñanza de la lengua española y para la difusión de la cultura española e hispanoamericana. Se encuentra en Madrid y en Alcalá de Henares, Madrid, España, lugar de nacimiento del escritor Miguel de Cervantes. Los centros están situados en cuatro continentes”. Lo que en esta bonita presentación no se dice es que este imperio académico de la enseñanza del español creado con dinero público, arropado por la complicidad de los Ministerios de Cultura, de Educación y Ciencia, de Economía y Hacienda, y Asuntos Exteriores, se viola sistemáticamente una gran parte de los derechos que todo trabajador español posee. Es un imperio fraudulento que de puertas hacia afuera dice vender cultura pero de puertas hacia dentro sólo ofrece a sus profesores precariedad laboral, caciquismo, explotación y arbitrariedad.

Para empezar, dentro del Instituto Cervantes existe una injusta división del profesorado entre Profesores Colaboradores (el 80%) y Profesores de Plantilla (el 20%). Estos últimos lo son por oposición, teniendo un estatus laboral, económico y social muy similar al de los funcionarios públicos españoles. Frente al Profesor de Plantilla, el Profesor Colaborador, es quien aglutina todas las precariedades tanto del sistema de contratos-basura españoles como del sistema de los países donde se encuentran los diferentes Cervantes. Resumidos muy brevemente, los puntos en los que la explotación laboral aflora son:

Punto Primero: Al comienzo de cada año, todos los Profesores Colaboradores firman un contrato de 150 horas (se han denunciado casos en los que no existe ni este primer contrato). En ese período de tiempo el profesor trabaja sin cobertura médica y sin seguridad social. Ello quiere decir que entre 3 y 6 meses el profesorado se encuentra desprotegido ante cualquier imprevisto. Transcurrido ese contrato, se firma otro nuevo también por horas que volverá a ser rescindido al final de cada año para volver a firmar el de 150 horas. Con este sistema no hay ningún tipo de cotización y, por tanto, ningún derecho a paro ni a jubilación (ni en España y en el país donde esté el Cervantes). Aunque se haya trabajado durante varios años en la misma institución y se hayan firmado más de una veintena de contratos, a efectos legales y laborales es como si uno acabara de ser contratado por primera vez.

Punto Segundo: Las jornadas de trabajo (aunque están limitadas a un máximo de 20 horas a la semana en la mayoría de Institutos) pueden variar de lunes a domingo entre las 7.30 y las 22.00. Ello quiere decir que un Profesor Colaborador puede trabajar con suerte 2 ó 3 horas a primera hora de la mañana, tener más de 6 horas de pausa y después, al final del día, continuar con otras 2 ó 3 horas de clase. Este tipo de horarios decididos y repartidos desde la Jefatura de Estudios repercuten enormemente tanto en la calidad de la enseñanza como en la calidad de vida de los profesores que ven cómo trabajar en el Instituto Cervantes es incompatible con la vida familiar, con la vida laboral (prácticamente la totalidad de los Profesores Colaboradores se ven obligados a buscar uno o más trabajos para poder sobrevivir dignamente) y, por supuesto, con el derecho al descanso y al ocio. A esta distribución de las horas lectivas de los profesores Colaboradores hay que cargarle horas de preparación, corrección de exámenes y de deberes, horas de coordinación y de formación obligatoria sin compensación económica alguna. Es más, siempre que se ha intentado negociar este punto hemos oído la siguiente amenaza propia del caciquismo español más rancio: “O se aceptan estas horas sin retribución económica o de lo contrario se tomarán medidas drásticas”.

Punto Tercero: En lo que respecta a los salarios, hay que decir que oficialmente (aunque se diga a regañadientes y no públicamente) existen 3 tipos de Institutos Cervantes –A, B, C. Hasta ahora nadie ha recibido explicaciones y ni ha podido descifrar cuál es el criterio para establecer semejante catalogación. Esa arbitrariedad, por ejemplo, ni siquiera tiene en cuenta el nivel de vida de las distintas ciudades donde hay Institutos Cervantes. Así vemos ciudades como Bucarest en las que se ganan 10 euros/hora, ciudades como Moscú en las que se ganan 20 euros/hora y ciudades como Dublín en las que se ganan 50 euros/hora; todas estas cantidades son brutas ya que a todo ello hay que añadirle la correspondiente reducción de impuestos y seguro social (siempre y cuando se tenga contrato). Mientras leemos en los periódicos nacionales los debates en torno a los sufrimientos de los mileuristas (personas que sobreviven con mil euros al mes), los Profesores Colaboradores vemos cómo en el mejor de los casos apenas alcanzamos los 8.736 euros anuales marcados como salario mínimo interprofesional en 2009, es decir, un salario 3 ó 4 veces inferior al de los Profesores de Plantilla. De igual modo, dada la naturaleza de nuestros contratos-basura, en ellos no existe nada parecido a “el período vacacional” (se puede estar de 1 a 3 meses sin percibir ni un euro, generalmente desde julio hasta septiembre). Estamos hartos de que se nos diga que trabajamos “para” el Cervantes pero no somos trabajadores “del” Cervantes. ¡Nunca dos preposiciones habían implicado derechos y bienes sociales tan dispares!

Punto Cuarto: Cada nuevo semestre académico supone un estrés para los Profesores Colaboradores en tanto que nuestros respectivos trabajos dependen del número de estudiantes que haya inscritos en cada curso. A ello hay que añadir que tanto el número de horas como la distribución horaria de las mismas son decidas por el/la Jefe de Estudios de turno según criterios misteriosos que pertenecen al reino de los arcanos. Frente a esta situación exigimos que se cree una especie de Protocolo o un Manual para la justa distribución de horas entre el profesorado. Sólo así, a través de la transparencia de criterios se podrá evitar que las decisiones recaigan sobre cuestiones subjetivas tales como la amistad, la comunidad en la que se haya nacido, la afinidad política o incluso los gustos sexuales que puedan compartir la jefatura de estudios y el profesorado. Hoy día, por culpa de nuestros contratos generadores de inseguridad, de competencia desleal y de desunión, en muchas Salas de Profesores encontramos verdaderos concursos de pleitesía, obediencia y sumisión hacia las Jefaturas de Estudios.

Punto Quinto:
En las recientes reuniones mantenidas con las Jefaturas de Estudios, con los Administradores, con los Directores de cada centro, y con representantes de la Sede del Cervantes en Madrid (no de la Santa Sede), se ha apelado constantemente desde esas altas esferas a que los Profesores Colaboradores tenemos que entender que pasamos por “una época de restricciones y crisis”. Sin embargo, esas altas esferas se han aumentado algo más de un 6% sus ya de por sí escandalosamente abultados sueldos. Además de ello, la gota que colma el vaso ha sido la celebración del Día del Español. Una fiesta moderna sacada de la chistera de algún franquista reconvertido en progre-guay donde el viejo mito imperialista españolista continuó intentando vender la misma España de siempre: UNA, GRANDE y LIBRE… exportadora de Flamenco, Tortilla, Toros y Playa. Gobierne el PSOE o el PP nuestra situación sigue siendo la misma, tal y como se espera de la toda la clase política. ¿Hay presupuesto para esta gran ostentación desvergonzada de un tipo de evento despilfarrador, absurdo y sin poder de convocatoria y no hay presupuesto para zanjar de una vez por todas la precariedad tercermundista de los Profesores Colaboradores sembrados por el mundo?

Por todo ello, desde CNT hacemos un llamamiento a todos los compañeros y compañeras cervantinos a que no tengan ningún miedo y se asocien denunciando esa retahíla de despropósitos, mentiras e injusticias que sufrimos quienes más duro trabajamos en esta institución: «El miedo que tienes –dijo don Quijote-, te hace, Sancho, que ni veas ni oigas a derechas; porque uno de los efectos del miedo es turbar los sentidos y hacer que las cosas no parezcan lo que son […]». Frente a esta turbación: ¡No tengas miedo, únete, comunícate, asociate, denuncia! ¡No estás solo/a! Como el bueno de Sancho afirmaba: «[…] yo de mío soy pacífico y enemigo de meterme en ruidos ni pendencias», ahora bien, si el Instituto Cervantes continúa con su política de empleo precario y explotación, habrá que hacer uso de todo lo que sea necesario para resolver inmediatamente una situación pendiente desde hace casi 20 años.

Más información sobre la situación laboral en el Instituto Cervantes:

www.eldiae.es,
http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article7167Al,
http://meneame.net/story/cada-centro-cervantes-uncortijo-privadohttp://eltrasterodelcervantes.blogspot.com/
http://ensemad.cnt.es/content/view/226/1/

Extraído de: http://www.lahaine.org/index.php?p=39009

Read Full Post »

O Instituto Cervantes foi processado por se utilizar da forma de cooperativas para encobrir o vínculo empregatício dos professores que contrata no Brasil inteiro para aulas de língua espanhola. A decisão da 22 Vara do Trabalho de Porto Alegre foi favorável à acusação e condenou o IC ao pagamento de pesadas multas por cada professor em situação irregular e por dano moral coletivo. Depois, o IC assinou o Termo de Ajustamento de Conduta que divulgamos na notícia imediatamente anterior deste site.

A leitura da sentença é de grande interesse para o acompanhamento das diversas situações conflituosas em que, das próprias instâncias governamentais, tenta-se inserir o IC nas competências do sistema educativo e universitário brasileiro. Por exemplo, na sua alegação no processo, o Instituto Cervantes diz não ter como finalidade o ensino da língua espanhola. E  a juíza afirma reiteradas vezes a ilegalidade da terceirização.

Para ler a sentença, clique a seguir:

http://www.apeesp.com.br/web/index.php?option=com_content&view=article&id=105&Itemid=59

Read Full Post »

O Ministério Público do Trabalho realizou uma investigação sobre o Instituto Cervantes no Brasil, referente à contratação de professores sem carteira assinada, com a conclusão de que as irregularidades foram comprovadas. O resultado é um Termo de Ajustamento de Conduta assinado pelo Instituto Cervantes, comprometendo-se, entre outras coisas, a rescindir TODOS os contratos com cooperativas e somente contratar professores dentro da CLT. Como a APEESP já vinha afirmando, o procedimento de contratação que o Instituto Cervantes vem fazendo no Brasil não é adequado, e, agora sabe-se, também não é legal. O Termo de Ajustamento de Conduta é válido para todas as unidades do Instituto Cervantes no Brasil. O fato mostra que é possível enfrentar os gigantes e que o ministério público e a justiça, mas sobretudo a denúncia e a mobilização, podem ser caminhos eficazes.

http://www.apeesp.com.br/web/index.php?option=com_content&view=article&id=103&Itemid=55

Read Full Post »

« Newer Posts